Páginas vistas en total

miércoles, 10 de febrero de 2016

¡FELIZ CUMPLEAÑOS, HIJA!



Hola Ren.



Estás cumpliendo un año. Pasarán un par de años más para que yo te pueda leer esto y lo entiendas y uno o dos más para que tú puedas leerlo sola. Me encargaré de guardarlo para que tengas oportunidad de hacerlo.

Pero vámonos un poco más atrás. A junio, julio de 2014. Cuando nos enteramos que llegarías, el nerviosismo fue evidente. Lo fue más la emoción. Estabas en los planes y la noticia sí nos volvió locos de felicidad.

Acá entre nos, tu mamá quería niño en un principio. Yo estaba convencido de que serías niña. Mi niña. Curiosamente, en un ultrasonido nos dijeron que parecías ser Renato. No pasaba nada. La alegría ahí estaba. En un ultrasonido después te cambiaron el sexo y a tu mamá sólo le costó unos días asimilarlo. ¿Sabes? Ella decía que jamás te vestiría de rosa. Ya verás, cuando tengas un poco más de conciencia, cómo tú y tu guardarropa parecen algodón de azúcar.



Luego vino el relajo del nombre. A mí me hubiera encantado que llevarás el nombre de tu mamá pero ella se negó rotundamente porque la gente se equivoca al escribirlo. Sugirió Renata. No me sonaba pero comencé a digerirlo y sí: a la semana me convenció

Siguieron los preparativos. Ojalá hubieras podido ver cómo tu mami pintó tu cuarto. No una, sino tres veces hasta que obtuvo el color que deseaba. Reirías si me hubieras visto con el manual de tu cuna. No fue tan difícil armarla, creo. Creo.



¿Los perros? Pobres. Se les mutilaron los derechos a pesar de que los amamos. No podíamos arriesgarnos a nada contigo. Ni en aquel entonces ni ahora ni nunca. Poco a poco se están integrando a tu vida. De hecho, ya sabes llamar a Alba por su nombre (claro, en tu lenguaje) y a los demás de una manera genérica. Y todos te quieren, en especial Pilo y Baloo. ¿Has visto la cara que pone Balooo cuando lo acaricias? Las orejas hasta el piso y la mirada de "Guau, la princesa de la casa me está tocando."

Ahí te va otro dato curioso: yo sabía que tu mamá te iba a adorar.  En la realidad, ya te darás cuenta de la veneración que siente por ti. Me sorprende. Y claro, me encanta. Junto a ella, serás invencible.

Pero todavía no nacías, así que mejor, vámonos al 10 de febrero de 2015. Tanya, la doctora que cuidó de ti y de mamá durante todo el embarazo, decía que estabas más que lista para llegar al mundo así que tu mami decidió inducir el parto. No fue algo fácil. El proceso duró en total casi 22 horas de las cuales, mamá sufrió mucho al menos unas 8. Ahh, pero espérate: los bebés cuando van a nacer, se “encajan” para salir. ¿Sabes qué hiciste? ¡TE ENCAJASTE CHUECA, BURRIS! Pues ahí tienes a un doctor acomodándote para que pudieras salir. Ahí estuve junto a mamá durante todo el proceso. Vaya que es algo admirable para uno y traumático para quien dará a luz. A la mera hora, vámonos al quirófano. Ya estabas a punto de nacer, pero cuando crezcas te darás cuenta que tu mamá es muy delgada y tú ¡no cabías, cabezona! No podías salir. Estuvieron a punto de meterle cuchillo a tu madre. Gracias a su esfuerzo y al de dos hombres que, por empujar, le fisuraron una costilla, saliste. Te veías hermosa… rojita. No llorabas y traías doble circular del cordón umbilical. Tu mamá casi se desmayaba porque no llorabas y yo no sabía si abrazar a tu mamá, si darte unas nalgadas o aplicar mis nulos conocimientos de RCP. Al final, sí lloraste. Bajito, pero lo hiciste. Desde ahí se vería que no serías chillona. Tu mamá siguió llorando. Yo me puse a hacer lo propio mientras que la pediatra pedía el cel para tomar las fotos que inmortalizarían el momento.



Y sí, ahí empezó la verdadera aventura. Han sido doce meses pesados, sobre todo para tu mamá y para tu nana Ángeles a quien adoras con todo. También adoras a su hija Miri, a quien le haces segunda en todo. Obvio también han sido meses pesados para mí y para ti. Crecer no es fácil. Nadita. Y lo seguirás haciendo, así que llegará el momento en el que te darás cuenta de que ha habido decisiones que a lo mejor no podrás comprender a la primera. Pero en verdad, son por tu bien. Mamá y papá sólo tienen algo en la mente: amarte, protegerte y hacerte feliz. Apenas cumples un año y sabemos que serán muchos, muchos más. Con risas, con llantos, con tropiezos… así es como se vive, hija. Si uno nunca tropieza, en realidad no está viviendo, está soñando, y sí se vale soñar, pero siempre con los pies en la Tierra.   



Unos meses antes de que nacieras, estuve en un concierto en Texas. La banda que tocó se llama Tombs. No te pido que te guste su música… aunque sé que si la pongo ahorita, te pondrás a bailar como lo haces con todo lo que suena. Bueno, la cosa es que compré su disco y a sabiendas que eras niña y que te llamarías Renata, pedí a la banda que lo firmaran para ti. Uno de los integrantes puso una frase que me encantó: Live Strong.



Que así sea, hija. Vive siendo fuerte. Sé feliz.

Ríe. Baila. Juega. Llora. Sigue diciéndome “iaaa” y no papá. Toma leche. Come todo lo que te gusta (que es todo lo que has probado). Disfruta a “Pequeña Lola” y la canción de los números. Crecerás y los gustos cambiarán. 
El motivo final no: ese motivo es ser feliz.



Pero también, sigue haciéndonos felices y que esto nunca se te olvide: mamá y papá siempre estarán ahí para ti. Todo lo que se hace es por ti, pues no importa nada más, ¿va?
Te amamos con el alma. Nos cambiaste la vida para bien y, sin duda, no hay nada tan chingón como tenerte en nuestras vidas.




¡Feliz cumpleaños, hija!

PD: Naciste el 11 de febrero, pocos minutos pasada la medianoche. Para nosotros siempre serás del 10. De la perfección. Eres perfecta, hija hermosa.

PD2: Se me pasó poner esta rola. Con todo mi amor para ti:


Do you remember
Standing on the shore,
Head in the clouds,
Your pockets filled with dreams
Bound for glory
On the seven seas of life,
But, the ocean is deeper than it seems

The wind was with you
When you left on the morning tide,
You set your sail for an island in the sun,
On the horizon, dark clouds up ahead,
For the storm has just begun

Take me with you,
Take me far away,
Lead me to the distant shore

Sail your ship across the water,
Spread your wings across the sky
Take the time to see
You're the one who holds the key,
Or sailing ships will pass you by

You cry for mercy,
When you think you've lost your way,
You drift alone, if all your hope is gone
So find the strength and you will see
You control, your destiny,
After all is said and done

So take me with you,
Take me far away,
An' lead me to the distant shore

Sail your ship across the water,
Spread your wings across the sky
Take the time to see
You're the one who holds the key,
Or sailing ships will pass,
Sailing ships will pass you,
Sailing ships will pass you by...

Take me with you,
Take me far away,
We'll ride the wind across the sky
Spread your wings and you will see
You control, your destiny,
So sailing ships don't pass you by

So take me with you,
Take me far away,
We'll ride the wind across the sky
Spread your wings and you will see
You control, your destiny,
So sailing ships don't pass,
So sailing ships don't pass you,
So sailing ships don't pass you by...